Podrías tener la mejor oferta del mundo o regalar directamente un servicio o un producto de mil euros y no lograrías ni un solo interesado ¿por qué? porque eres invisible.

El primer gran problema al que todo blogger se enfrenta: ganar visibilidad. Y más cuando tu blog es un negocio, esta cuestión se convierte en vital. Vamos a ver errores que cometen TODOS y como los solucionaremos

Publicas 2-3 veces por semana, pasas al menos una hora diaria en redes compartiendo el contenido, haces RT e interactuas con influencers de tu mercado, buscas en google y apareces en la 4ª página o ni apareces

¿te suena todo esto, verdad?

Para colmo, haces búsquedas a ver como aparecen tus posts y, no solo apareces en el puesto 20, 25 ó 14, da igual, sino que además, y esto te da una rabia suprema, ves como los primeros puestos son ocupados por contenidos infames.

¿te reconoces en estas situaciones?

Bueno, no te preocupes. Estas en la cara oculta de la Luna, sabes que existe pero nadie la ve. Cientos de intentos en la Edad Media, alquimistas en la hoguera… y no lo consiguieron, y tu, a la primera.

¿qué de que hablo? de conseguir ser invisible

Es más, te lo pongo más difícil, si, se puede; Que te pongas a escribir como Hemingway, cumpliendo con todo “lo que te dicen” que quiere Mr. Google y aparezcas en la primera página, tampoco te garantiza nada.

ganar visibilidad

Piensa que en cualquier caso, contando con suerte y todo eso, tardarás un montón de tiempo para al final estar en manos de un tercero, Google, que cuando quiera y le apetezca, cambiará la forma en la que venía haciendo las cosas y puede, solo puede, que te mande a la cara oculta de nuevo.

Lo siento por los que se dedican a SEO y todas esas cosas, pero no he creído nunca en esa técnica y ahora bastante menos.

Aún estando en la primera página no tenemos garantizado nada, porque no se trata de tráfico se trata de tráfico cualificado que podamos convertir en clientes.

¿Porqué no te ve ni Dios?

 

Pues la verdad, eso no importa. Pero si te vas a quedar más tranquilo te diré que todos los días nacen más de 65.000 nuevas webs, gente que como tu y como yo tratamos de ganarnos un puesto y sacar un negocio adelante.

Que con el paso del tiempo, haciendo las cosas bien, generando un montón de contenido en todos sus formatos: posts, videos, historias en Snapchat…, etc; logramos tener una posición en la primera página, pues bien, las tres primeras posiciones se llevan casi el 70% del tráfico, reparte el 30% restante entre las otras 7 posiciones y ten en cuenta la cantidad de búsquedas que tiene las palabras claves por las que has posicionado y te dará el resultado: una mierda.

Pero lo tienes más fácil para verlo: crea una cuenta de Google Search Control para tu web, y fíjate en las impresiones por día y en los clics que las mismas producen.

Y con los clics que han hecho en tu sitio, ¿qué ha pasado? ¿los has convertido a todos? ¿todos han comprado? o ¿eran simplemente curiosos navegando para echar el rato?

El problema no es ser invisible sino tardar lo mínimo posible en ganar visibilidad y convertir para poder financiar tu negocio cuanto antes.

¿Como ganar visibilidad con tu blog?

 

Hablemos de Paco, ¿qué quién es Paco? uno cualquiera, siempre pongo de ejemplo a Paco.

Paco está tratando de montar una idea que hace tiempo le ronda la cabeza. Paco quiere montar una academia online donde pueda, por medio de sus cursos (porqué no lo he comentado pero Paco toca varios instrumentos, entre ellos la guitarra a nivel Dios) ganar algo de independencia, y un dinero extra, qué… si todo va según el lo tiene planeado, algún día pueda dejar su trabajo y vivir de esto, qué es lo que realmente le gusta: la música y enseñar.

Paco, después de trabajar y cuando sus tareas en casa se lo permiten, se sienta delante del ordenador y navega. Lee todos los blogs de marketing que puede, sigue a gente que en su día montaron un negocio online, ve todos los tutoriales de herramientas, trucos, de como montar su web y la academia online, en fin, que Paco se pega un curro importante.

Paco no concibe que tenga que invertir lo más mínimo, ¿para qué?, si dispone de todo lo que necesita en Youtube y en blogs. Compró un dominio, contrató un alojamiento y ¿una plantilla profesional para wordpress? (tono irónico ON).

Pero lo cierto y verdad es que después de año y medio, tiene una web, podríamos llamar decente, la academia no logra implementarla (se le resiste) y de visitas, bueno de visitas mejor ni hablemos, su top está en 35, bueno, la verdad es que un día que se le coló un spammer ruso tuvo 130, pero las visitas del spammer eran 115.

Paco tiene todas las papeletas para engrosar ese 90% de proyectos online que palman en 2 años.

Paco también ha hecho pinitos en redes. creo sus cuentas de Twitter y Facebook (como tiene una cuenta de gmail también una de Google+).

Hizo todo aquello que leyó por ahí, siguió a cuanto de movía, para que le devolvieran el follow, incluso hizo RT y contestó a algunos tuits de guruses e “influenciadores” de su sector pero con poco resultados, no es que sean mala gente, es que normalmente están muy ocupados, con sus negocios unos y vendiendo humo otros y claro, ninguno le sigue ni le dan bola.

En facebook la cosa no ha variado mucho, ahí anda con ciento y pocos fans, la mayoría sus amigos a los que invito a clicar me gusta cuando inicio la fanpage (se me olvidaba que antes de la fan, abrió un peril personal, Paco, de nombre, guitarrista de apellido, pero seguramente tras la denuncia de algún usuario, facebook se lo cerró de la noche a la mañana) así que… así sigue, fiel a la Ley de Pareto.

Publica info “relevante” de su sector/nicho en un 80% de las ocasiones y un 20% contenido propio, que dicho sea de paso, no se yo quien se inventó esta sandez. Osea ¿que tengo que estar mandando tráfico a las webs de otros, que además algunos son competidores?

¿Te suena todo esto que le sucede a Paco? o… quizás tengas un… “amigo” que si le ocurre, ¿verdad?

Resultado: Paco sigue siendo invisible y no ha logrado ni un solo contacto bueno y real con verdadera intención de compra.

Los 3 errores por los que eres invisible y como corregirlos

 

La mayoría de los negocios online que se emprenden hoy en día basándose en un blog no logran generar ingresos (y mucho menos beneficios), y no es porqué no quieran, fracasan porqué cometen estos tres mismos errores que ahora vamos a ver.

Error nº 1: La ley de Pareto, el 80-20, pero a mi manera

Seguro que intentas generar mucho contenido para tu blog, ¿cuantas veces publicas? ¿2, 3 veces a la semana? incluso ¿te planteas escribir a diario?

Y después… ¿cuantas visitas tiene cada publicación? ¿son las mejores que has podido crear?

Si te fijas, pasas el 80% de tu tiempo creando contenido y un 20% promocionándolo

Bueno, a un tuit por la mañana, otro por la tarde y compartirlo en facebook, no se le puede llamar promoción pero te daremos por bueno pulpo por animal de compañía.

Así que tenemos que entre el tiempo que te lleva generar contenido y el que pasas buscando info para compartir gracias a la mal interpretada ley de Pareto de los gurús del socialmedia, según los cuales tienes que compartir de los demás (mejor si es de ellos), para difundir tu contenido dejas el 20% del tiempo restante de tu actividad blogueril.

La ley de Pareto que te han vendido los gurús está equivocada. Te la doy a mi manera en este post (sin humo) Clic para tuitear

¿No me equivoco mucho, verdad?

Lo se porque yo también lo hice

Cuando empecé en esto del blogging y me empapé de todo lo que recomendaban estos gurús, nacionales y americanos sobre todo, también intentaba de generar cuanto mas “mejor”. Que si la “cola larga”, que si es muy bueno porque así Google “te quiere” más y te instalarás en la primera página de las búsquedas, etc…

Pero el juego y sus reglas han cambiado, y a la velocidad del rayo, este concepto se ha quedado anticuado.

Solución al error nº 1: Posts de valor incalculable 20% y difusión 80%

Así es, el rey (contenido) ha sido destronado y en su lugar tenemos dos nuevos gobernantes la autoridad y el contexto.

Si tienes contenido bueno, tendrás peor posicionamiento que otro mediocre si su autoridad como web/blog es mayor, y además, esta autoridad se mide a sus iguales, es decir, en tu nicho o localidad.

De esta forma ¿qué es lo que yo haría de estar en tu piel? escribir el mejor contenido que sea capaz de hacer, uno o dos al mes, pero, eso si, memorables, épicos, que aporten valor, soluciones a los problemas de los usuarios y no tesis doctorales donde demuestre que se mucho de algo. Aquí te dejo un plan perfecto para escribir un post a la semana… y todas las semanas.

Después, preocúpate de darlo a conocer al máximo, el 80% de tu tiempo disponible. Márcate objetivos y cumple con el horario que te impongas.

El mundo no se acaba en redes sociales: discútelo en foros, comenta en otros blogs o en publicaciones de facebook, pero ojo, comentarios con enjundia, sesudos, currados, que aporten.

Error nº 2: No crear una lista de suscriptores (desde el primer día, incluso antes)

A este se le ha ido la pinza (no lo afirmo, que también, sino que estarás pensando, supongo)

¿Como vas a montar una lista de suscriptores sin tan siquiera haber lanzado el blog? Pues si, como lo lees. Por partes:

  • Un lead magnet (ebook, minicurso gratis…) de calidad suprema y super bien enfocado a tu público objetivo, a tu cliente ideal
  • Instala el pixel de Facebook (luego te digo porqué)
  • Una landing page en el dominio principal

Y técnicamente necesitarás:

Un buen plugin para captar suscriptores, te recomiendo Thrive Leads

Y un buen programa para la gestión de emails, te recomiendo Activecampaign

Por último, y lo más importante, necesitarás un sistema que convierta desconocidos en clientes, porque en verdad, el dinero NO está en la lista sino en lo que haces con ella

El vinculo que se crea con un suscriptor es diferente y más cuando el lead magnet está muy pensado y bien dirigido y mostrado al público correcto. No es que estemos creando una lista de suscriptores, es una lista de futuros compradores. Es el comienzo de tu embudo de ventas.

Solución al error nº 2: Crear una lista de suscriptores y dar oportunidad de suscribirse desde el minuto uno

Mostrar en cada momento posible la oportunidad de suscribirse a tu lista. Algunos ejemplos de donde puedes poner el formulario de suscripción:

  • Un popup. Si contamos con los elementos adecuados, los popups  convierten, y muy bien.
  • Welcome Mat. Una nueva forma de popup. Puedes investigar un poco sobre ellos con Sumome, el plugin multifunción enfocado en la consecución de clientes potenciales.
  • Sidebar. Si tu blog cuenta con este elemento, ponlo en él y combínalo con este plugin para que esté visible en todo momento.
  • Al comienzo y final del post. Para colocarlo aquí puedes optar por este otro plugin.
  • En la página de inicio.

Además, antes comenté que hagas la instalación del pixel de Facebook. Muy importante aunque no hagas campañas de momento, porqué el pixel irá recogiendo información de todos los usuarios que lleguen a tu web, es más, incluso de las acciones que hagan en ella.

Necesitas un sistema: el dinero NO está en la lista sino en LO QUE HACES con ella Clic para tuitear

De esta forma cuando decidas hacer una campaña de facebook ads contarás con datos suficientes para ejecutarla con bastantes garantías de éxito.

Error nº 3: No invertir

Regla de oro: los negocios que más ganan son los que más invierten. Esta regla vale para cualquier nicho y lugar del mundo.

Observa que he dicho invertir, no gastar. El gasto es algo como los suministros: la luz, el gas, etc. Pero algo que hará que ese dinero vuelva y además traiga otra parte más no se llama gasto sino inversión.

Comprar un theme premium, o un plugin, o crear campañas en facebook ads, o que un copy redacte 4-5 posts para tu blog…; no se puede considerar gasto sino inversión.

Y conste que el primero que sabe como está la situación soy yo (algún día contaré de donde vengo y como estoy aquí) pero a diario me entrevisto con gente que quiere montar un negocio y no reserva ni un solo centimo para invertir en publicidad y conseguir visibilidad para su marca.

El 95% de los negocios palman por este motivo. Fíjate en las distintas industria, cine, automóvil, inmobiliarias… todas, repito, todas sin excepción guardan parte de sus presupuestos para difusión y promoción. Y si, ahora estarás pensando que ellos tienen un tamaño que tu no, y llevas razón, pero hubo un día que no eran “grandes” y cuando comenzamos todos partimos casi del mismo punto.

Solución al error nº 3: crear una oferta irresistible e invertir en tu embudo de ventas y campañas en FB Ads

Si hablamos de un anuncio de tv en una cadena nacional en prime time, ten tengo que dar la razón: no tenemos pasta.

A la producción del anuncio hay que sumar la agencia, realización y la propia tarifa de la cadena, pero piensa en una cosa ¿es el anuncio adecuado para ti? ¿lo ve tu público?

Después del pastón no sabemos quien vera nuestro anuncio y es más, ni tan siquiera sabemos si lo verán.

Pues bien, hay un sitio donde están tus clientes y además puedes llegar a ellos fácilmente y a un precio asequible. Y no me digas (ya me lo ha dicho alguien): No, mi cliente no entra allí.

1.400 millones de usuarios, tirando por bajo pongamos que 700 entran a diario. 700 millones ¿aún piensas que tu cliente no está ahí?

Y no solo es que está, seguro, sino que lo tenemos en grupos de preferencias, sabemos (nosotros aún no, pero facebook, si) donde clica me gusta, me encanta o no me gusta. Y sabemos a quien sigue, y en que fan page de una revista especializada clica, y que edad tiene, y donde va, y a que bares va, y que bebe… podría seguir pero me voy a poner cansino.

Así que ya tenemos a los leads, solo falta la parte del iceberg que no se ve. Esa parte que todos los blogs de éxito tienen y que está en la sombra pero no deja de trabajar ni un solo segundo y que convierte a los usuarios que llegan a tu web en clientes: un embudo de ventas.

Con estas dos patas solucionamos garantizamos gran parte de la vida exitosa de nuestro negocio, Solo falta pensar la formula y afinar para que el flujo de visitas a clientes comience.

 

Conclusión

 

Los recursos son limitados y hay que saber muy bien que hacer con ellos para sacarle el máximo jugo posible, pero… ¿y si te dijera que hay un método para que salga gratis?

Es más, conozco casos que solo con ese método para financiar la inversión en fb ads incluso logran los primeros beneficios.

Así que no te pierdas el próximo post en el que hablaremos de Lean Blogging, o como montar un negocio con un blog  y hacerlo rentable en 30 días.

En él te explicaré como solucionar el tema de la inversión, te daré la herramienta que yo uso para saber de donde y a donde va la pasta y te explicaré paso a paso como conseguir las primeras visitas y los primeros suscriptores partiendo de cero

Espero verte por allí, hasta entonces un saludo  😎

Comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!